Todas las entradas de: Ad_1_2_3_verbos

‘El club del tigre blanco’, ya a la venta

Humor e intriga, sensualidad y muerte se dan la mano en esta historia de vidas entrecruzadas.
Nunca la anatomía de un tigre había levantado tanto revuelo.

Sin duda, El club del tigre blanco.

Ya lo tienes disponible en:

-Librerías

-Amazon: https://www.amazon.es/El-club-del-tigre-blanco/dp/8412119398/ref=sr_1_1?__mk_es_ES=%C3%85M%C3%85%C5%BD%C3%95%C3%91&crid=36ZGPH0EWXLER&dchild=1&keywords=el+club+del+tigre+blanco&qid=1593686934&sprefix=el+club+del+tigre+bla%2Caps%2C448&sr=8-1

-Gaspar & Rimbau (editorial): https://gaspar-rimbau.com/catalogo/el-club-del-tigre-blanco/

‘El club del tigre blanco’, próximamente a la venta

Con pandemia o sin ella la vida continúa y ojalá que muy pronto le demos esquinazo. Pero de cualquier manera, muchos somos los que escribimos y otros tantos los que nos publican, así que, contra todo pronóstico, mi primera novela (acabada hace ya un año) va a ver la luz entre los efluvios del maldito coronavirus, dentro de muy pocos días.
Nunca he sido de gremios, clubes ni partidos, por eso será que mi Club del tigre blanco es otra cosa y nada es lo que parece. La aventura, la intriga y el sexo toman carta de naturaleza, a veces salvajemente.
Gaspar & Rimbau es la editorial, la exquisita casa que acoge el Anacronópete, máquinas del tiempo y toda clase de fantasías de ciencia ficción o no, como la mía.
Gaspar & Rimbau, la editorial ubicada en Valencia donde todo es posible. Amigos, no podía sentirme más orgullosa: 

https://www.facebook.com/gasparyrimbau/?__tn__=%2Cd%2CP-R&eid=ARCg2ZP1B0jUYaN9Dp7z3EUdVAp2Qbwq6iFGqvkIm-4C1N

La laberíntica odisea del ‘Ulises’ de Joyce

Decálogo de libros del 1 al 10, realizado en diez días (sin que el orden denote prelación), que intenta recordar, comentar, destacar aspectos esenciales de algunas de las obras literarias que han sido decisivas para mí. En tiempos de pandemia los libros nos salvan de la vida. La elección está sujeta a razones subjetivas y, por supuesto, injustas, como en cualquier selección. Por el camino quedan obras memorables, autores capitales que no pueden ser contenidos en este decálogo de lecturas, tan reducido como su nombre indica.

DÍA 10: Ulises, de James Joyce

Hoy, décimo y último día de este sucinto muestrario de libros importantes en mi vida, quiero dedicarlo a la magna obra de James Joyce, su Ulises. Por el camino quedan grandes autores y muchas obras imprescindibles, extraordinarias. Lo siento, pero el requisito numérico me ha obligado a elegir y eso siempre encierra en sí mismo un acto de injusticia. En este caso carece de importancia, pues solo planteo mis opiniones personales. Tan solo se trata de un esbozo sobre gustos y lecturas, nada más.
Decir que el Ulises es un hito de la narrativa, publicado en París porque en ninguno de los países anglófonos querían correr ese riesgo, es uno de esos tópicos que se repite hasta la saciedad, y que realmente dice muy poco de esta novela densa, larga, compleja y experimental. De eso hace casi cien años, pues corría 1922 cuando el Ulises en su totalidad vio la luz por vez primera. Eso sí, algunos de sus capítulos sueltos ya habían aparecido anteriormente en diferentes publicaciones, y no sin escándalo.

Seguir leyendo La laberíntica odisea del ‘Ulises’ de Joyce

De ‘El amante’ a la amada, sordidez y ternura

Decálogo de libros del 1 al 10, realizado en diez días (sin que el orden denote prelación), que intenta recordar, comentar, destacar aspectos esenciales de algunas de las obras literarias que han sido decisivas para mí. En tiempos de pandemia los libros nos salvan de la vida. La elección está sujeta a razones subjetivas y, por supuesto, injustas, como en cualquier selección. Por el camino quedan obras memorables, autores capitales que no pueden ser contenidos en este decálogo de lecturas, tan reducido como su nombre indica.

LIBRO 9: El amante, de Marguerite Duras

Para mí, la relación entre el amantey el amado es el tema de este hermosísimo libro de Marguerite Duras, la gran escritora francesa. Si recurrimos a las reflexiones sobre el amor que Platón plasma en sus diálogos, existe una diferencia capital entre el que ama y se esfuerza por satisfacer al otro ‒el “amante”‒ y el que recibe las dádivas y ese amor desinteresado ‒el “amado”‒. También según Platón, vive la relación con más plenitud el “amante” que el “amado”. Y en este sentido, creo que El amante de Marguerite Duras describe y ejemplifica a la perfección esas cualidades de la relación amorosa.

Me sobrecoge de este libro la desnudez con que se presenta la relación de los protagonistas, donde el amante, un joven chino, colma de placer sexual a la amada, una adolescente francesa, sin que ella parezca inmutarse.

Seguir leyendo De ‘El amante’ a la amada, sordidez y ternura

‘1Q84’, el año de Murakami

Decálogo de libros del 1 al 10, realizado en diez días (sin que el orden denote prelación), que intenta recordar, comentar, destacar aspectos esenciales de algunas de las obras literarias que han sido decisivas para mí. En tiempos de pandemia los libros nos salvan de la vida. La elección está sujeta a razones subjetivas y, por supuesto, injustas, como en cualquier selección. Por el camino quedan obras memorables, autores capitales que no pueden ser contenidos en este decálogo de lecturas, tan reducido como su nombre indica.

DÍA 8: 1Q84, de Haruki Murakami

Leer 1Q84 de Haruki Murakami (2009) es entrar en un mundo de posibilidades al margen de la realidad, tal y como la entendemos el común de los mortales. Y eso es algo que me atrapó desde el principio. En esta novela caben las dimensiones paralelas con sus dos lunas en el firmamento; la existencia de personajes con un cariz irreal, que pueden interactuar con el mundo racional ‒que, por otro lado, no lo es en absoluto‒; los fenómenos paranormales, sin que en ningún momento se utilice este lenguaje; y algo tan novedoso en la novelística actual como es el fatum, de tradición medievalizante o característico de la literatura didáctica, cuando no directamente del panfleto.

No obstante, Murakami presenta esta inexorabilidad de la existencia de un modo original para los tiempos que corren, donde todo intelectual que se precie ha leído La insoportable levedad del ser (Milan Kundera, Éditions Gallimard, 1984) y ha acabado por pensar en su inevitable pesadez. Murakami, por el contrario, rompe una lanza por el ser humano, por el sentido recobrado de la vida, sorteando para ello el pensamiento religioso o cualquier clase de esoterismo. Intentar sobreponerse al existencialismo, al nihilismo de casi un siglo, no es tarea fácil para un autor de novela que no quiera caer en la ramplonería. Sin embargo, Murakami lo ha conseguido, y creo que ese es uno de los “ganchos” principales de esta obra.

Seguir leyendo ‘1Q84’, el año de Murakami

‘La Regenta’, la gran novela sobre Vetusta

Decálogo de libros del 1 al 10, realizado en diez días (sin que el orden denote prelación), que intenta recordar, comentar, destacar aspectos esenciales de algunas de las obras literarias que han sido decisivas para mí. En tiempos de pandemia los libros nos salvan de la vida. La elección está sujeta a razones subjetivas y, por supuesto, injustas, como en cualquier selección. Por el camino quedan obras memorables, autores capitales que no pueden ser contenidos en este decálogo de lecturas, tan reducido como su nombre indica.

DÍA 7: La Regenta, de Leopoldo Alas Clarín

De todas las novelas realistas y naturalistas que he leído ‒y han sido muchas‒ sin lugar a dudas La Regenta es la que más me admira.
Sé que es arriesgado decirlo, porque en esa lista hay nombres tan insignes como Stendhal, Flaubert, Zola, Pérez Galdós, Tolstói y muchos más.
Siempre diré que le debemos mucho a los autores realistas decimonónicos: nadie como ellos para retratar la psicología humana (la femenina, particularmente bien), para crear ambientaciones, para diseccionar la sociedad de su tiempo, para dilatar sabiamente el tiempo narrativo. Sin su impulso, sin su pericia, la novela de hoy no sería lo que es.
En este libro, editado y prologado por Mariano Baquero, descubrí y disfruté de la historia de Vetusta, la ciudad de La Regenta. La maestría con que Clarín nos la presenta, hace que sus setecientas y pico páginas sepan a poco.

(La Regenta, Ed. Espasa-Calpe, Col. Selecciones Austral. Madrid, 1984)

‘El señor de los anillos’ o la magia de Tolkien

Decálogo de libros del 1 al 10, realizado en diez días (sin que el orden denote prelación), que intenta recordar, comentar, destacar aspectos esenciales de algunas de las obras literarias que han sido decisivas para mí. En tiempos de pandemia los libros nos salvan de la vida. La elección está sujeta a razones subjetivas y, por supuesto, injustas, como en cualquier selección. Por el camino quedan obras memorables, autores capitales que no pueden ser contenidos en este decálogo de lecturas, tan reducido como su nombre indica.

DÍA 6: El señor de los anillos, de John Ronald Reuel Tolkien

El señor de los anillos es una obra emblemática, magistral dentro de su género: la fantasía épica. Su influencia es absoluta dentro de esa temática. Este ejemplar en cartoné lo compré hace muchos años en Círculo de Lectores, al que por aquel entonces estaba suscrita. Como suele pasar a menudo con los libros, me decidí por él gracias a la recomendación de un amigo, muy aficionado a la obra de Tolkien. Se había leído nada menos que El hobbit, El señor de los anillos y El Silmarilion.
En sus más de mil páginas se recrea con precisión un mundo de fábula donde la magia, las grandes gestas y el sentido del honor son los protagonistas. La presencia del mal, inquietante, es la amenaza que recorre de principio a fin la historia, y el afán de combatirlo es el tema que estructura toda la novela. Tolkien exhibe un portentoso talento narrativo y consigue crear una novela absorbente que te atrapa.
Desde que el ser humano tiene memoria han existido los mitos y las leyendas, para entender lo incomprensible, para justificar lo que sucede, para evadirse. El deseo de evasión es inherente al ser humano, por eso los gustos pueden cambiar, pero la necesidad permanece. El señor de los anillos rinde tributo como pocos a este mundo mágico y fascinante.

(El señor de los anillos, Ed. Círculo de Lectores. Valencia, 1989)

Palabras…

Querido amigo,

Por suerte, en esta etapa difícil, dura, extraña, tenemos las palabras para comunicarnos. Con ellas hacemos que la distancia o el olvido no existan y dan alas a nuestra imaginación. No necesitan cables, electricidad, ni aparatos de ninguna clase. Ellas solas vuelan por el aire, reposan en el papel y pueden llegar hasta ti.

Nadie está solo mientras haya palabras que le lleguen y que le recuerden lo bueno de la vida, su belleza, su verdad. Por eso hoy te mando con mis palabras un abrazo de aliento, de afecto y de recuerdo.

Resistir es nuestra canción. Las palabras le dan sentido.

Un abrazo de palabras,

Dolores

Jazmines en flor

Querido amigo,

Quiero contarte que hoy me siento afortunada. Soy consciente de que si mi corazón late es porque otros han latido mucho antes, y con su savia un día me dieron la vida. Todos dependemos de los demás, y al relacionarnos nos necesitamos. Ese es el sentido de nuestra existencia: tenernos los unos a los otros.

Tú, como yo, podemos mirar por la ventana, ver o imaginar cómo al árbol podado hace unos meses le brotan ahora hojas verdes, y estas hojas serán el principio de una copa frondosa. Yo, que así lo veo, sé que cuando llegue el verano ese mismo árbol, repleto de hojas, nos dará sombra. Y la calle entonces verá pasar a niños en bicicleta, en patinete, en patines; a padres afanosos; a adolescentes despistados; a personas que caminan deprisa o despacio. La vida, entonces, será más real y menos silenciosa.

Esperemos la llegada del verano, del buen tiempo, del amor y del jazmín en flor. En la entrada de casa tengo uno tan hermoso…

Hoy quiero que lo sepas. Para mí la “vida” son esas pequeñas cosas: una maravilla de la creación.

Un abrazo,

Anidan las golondrinas

Querido amigo,

Hoy quiero contarte que, como cada mañana, estoy sentada en mi mesa de trabajo, sola, frente al ordenador, con mil tareas que hacer. El día es cálido, luminoso y desde mi ventana veo casas, árboles, también una calle ancha y vacía. Me gusta poder perder la vista durante unos segundos a través de este paisaje quieto, tranquilo, silencioso. La excepción es el cielo, de un azul claro, surcado por golondrinas que pían y vuelan cerca de mi casa, rápidas, imparables, como pequeñas flechas negras que cruzan el aire en dirección a sus nidos. Ellas me acompañan durante estas horas.

Hace días una de ellas anidó bajo el tejado de mi casa, pero todavía no sé cuándo nacerán los polluelos. Es emocionante comprobar que podemos albergar vida, la mayor esperanza que cabe en este mundo. Te lo cuento porque estas pequeñas cosas me alegran cada mañana. Compartirlo contigo hoy me hace feliz.

Espero que tu día sea tan radiante como el mío.

Un abrazo,

Dolores Fernández