Lisboa

LisboaPREFACIO

Los días deslavazados entre nubes me recuerdan a Lisboa.

En cambio, me parecen muy diferentes de Barcelona sus calles empedradas, de superficie resbaladiza y a la vez irregular. Como si el capricho de algún dios hubiera decidido hacer del suelo de la ciudad un gran mosaico gris sobre el cual pudiera caer, complacido, un alud de llovizna huidiza.

El contraste de edificios, humildes o ricamente ornamentados, alegran la vista. Rosas, verdes o azules, transportan la imaginación hacia aldeas con olor de sudor, pescado y brea.

El cielo y el laberinto de construcciones y vehículos se imponen a los pies de los miradores, elevados sobre cualquiera de los siete montículos que sustentan la ciudad.

Cables de telefonía, servicio eléctrico o tranvías forman un intrincado galimatías de filamentos negros que contribuyen a crear un horizonte enmarañado donde confundir la vista.

Hay que mirar atentamente para percibir el verdadero escenario de Lisboa y de sus protagonistas: el aspecto tranquilo de sus ciudadanos.

Sus tranvías amarillos o verdes recorren impetuosos las estrechas calles de piedra con soberanía absoluta sobre los demás medios de transporte, incluso sobre los peatones. Trotan felices sobre los raíles paralelos, mientras desafían su torpona apariencia con una velocidad sorprendente.

Todo ello nos aboca al espectáculo de una ciudad vital y risueña, contradictoria y tradicional.

Tal vez tendría que caer la noche para que el aroma de los fados nos deleitase con un acento de largos fonemas sibilantes imposibles de delimitar para el oído extranjero.

En efecto, estamos en Portugal y esto es la saudade. Sigue leyendo Lisboa

“Salmos de invierno”, de Ignacio Bellido

El próximo 4 de abril, en el Ateneo Barcelonés, presentaré la obra Salmos de invierno de Ignacio Bellido.
Será una ocasión memorable para charlar con el autor sobre poesía y, concretamente, sobre su obra. A lo largo de su dilatada trayectoria literaria el autor ha experimentado con diferentes estilos y temáticas. Sus producción poética, plasmada en más de 50 libros, es todo un testimonio de vitalidad y posicionamiento ético.
Os esperamos.

 

Cuando César Vallejo inventó “Trilce”

Cuando César Vallejo (1892-1938) escribió Trilce (1922), recibió numerosas críticas y fue objeto de burlas y desaires por parte de colegas y críticos. De hecho no fue hasta el último tercio del siglo pasado que la obra fue rescatada del olvido.
No en vano la poesía de Trilce es absolutamente innovadora, atrevida, desinhibida, como un juego poético de una frescura, de una osadía difíciles de digerir por mentes conservadoras. César Vallejo altera a su antojo lexemas y morfemas, sintaxis y ortografía. Y eso desde el comienzo, antes incluso de abrir sus páginas, puesto que ya su título, Trilce, es una palabra inventada, un neologismo propio de Vallejo, circunscrito a su personalísimo mundo literario.
Sin embargo, no hay que confundirse, tras el experimento verbal -para algunos descabellado e ininteligible- César Vallejo pretende comunicar un mensaje  de gran complejidad en el que realidad y fantasía se dan la mano. De esta simbiosis nace una entidad rejuvenecida, impregnada de los nuevos tiempos, de las nuevas corrientes de pensamiento imperante, cuya plasmación artística modelaron las vanguardias; en definitiva, de la nueva mentalidad transgresora y descarada de los años 20.
Es cierto que esta misma re-codificación del lenguaje entraña un cierto grado de dificultad, pero también lo es que, una vez logras la llave que abre los significados, lo que encuentras tras sus versos es un sentido revitalizado y lleno de luz, un deleite para la inteligencia, emoción en estado puro.

¿Qué os parecen estos versos de viernes?

VERSOS DE VIERNES Y FELIZ FIN DE SEMANA

Sigue leyendo Cuando César Vallejo inventó “Trilce”

“Quartett”, si algo no puedes superarlo, destrózalo

Si lo que oyes chirría, de modo que música y voz parecen seguir partituras distintas, todo conforme a los paradigmas de la “música atonal” -por llamarlo de alguna manera-; si la obscenidad sustituye el hilo argumental y la profundidad psicológica, y lo único que pretende es escandalizar, pero en realidad lo que consigue es confundir y asquear; entonces sí, has asistido al espectáculo Quarttet; en el Gran Teatro del Liceo de Barcelona. Sigue leyendo “Quartett”, si algo no puedes superarlo, destrózalo

Cuando el infinito se hace poesía, Ramón Andrés

El poeta Ramón Andrés se adentra en los mundos del pensamiento humano, donde las reglas convencionales y presuntamente “realistas” se manifiestan insuficientes.
En Poemas infinitos su lenguaje recurre a metáforas innovadoras, osadas, puesto que su intención es acceder a la verdad última de todo lo que ve, lo que sufre,  lo que siente, como ser vivo que habita un mundo infinito. El propio autor es integrante de la humanidad y representante de todas sus contradicciones, por ello sabe que la mirada de los hombres -que todos, inevitablemente, compartimos- parece empeñada en lo contrario. “Desvelar” y “revelar” son su fin poético.

¿Qué os parecen estos versos de viernes?

VERSOS DE VIERNES Y FELIZ FIN DE SEMANA

Sigue leyendo Cuando el infinito se hace poesía, Ramón Andrés

Malos tiempos para la lírica

Hoy en la revista Nagari aparece mi artículo titulado “Malos tiempos para la lírica“.

Por supuesto, el título lo he tomado prestado de la movida ochentera, concretamente del grupo Golpes Bajos, quienes, a su vez, lo habían tomado prestado del poeta Bertolt Brecht.

Algunas cosas se veían venir…

 

“Ya sé que solo agrada
quien es feliz. Su voz
se escucha con gusto. Es hermoso su rostro.
El árbol deforme del patio
denuncia el terreno malo, pero
la gente que pasa le llama deforme
con razón. (…)”

(fragmento de Malos tiempos para la lírica, Bertolt Brecht)

MALOS TIEMPOS PARA LA LÍRICA. María Dolores Fernández

Tiempo de sueños

Es necesario soñar
a pesar de las sombras
o aterrizar en los parajes
donde cantan las ballenas,
donde la soledad es
el huésped de todas las fiestas.

Se cumplió la profecía
y se acercan Aquellos que nunca estuvieron
para reconocer el espanto
en todas las caras:
en las desparecidas,
en las que se adivinan,
en las que todavía no están.

Desorientados,
Aquellos que creíamos
que nunca vendrían
han llegado.
Y su alegría
llega al infinito,
a la cota inalcanzable
del significado,
a la precaria idea
promiscua.

La desproporción
de nuestras vidas
rinde homenaje
a los que vinieron,
a los que se van.

Incluir los sueños
en la balanza
tiene la precisión
de una pluma,
la cualidad
de estorbar la vigilia
para que Ellos cierren los ojos,
no nos hagan la señal.

Dolors Fernández Guerrero

Quemar las madrugadas

No quemes, mujer, las madrugadas
ni la guirlanda de flores rojas
de las cumbres.
Hay que blandir espadas de espuma,
nadar en medio de la desnudez,
yacer sobre el musgo ardiente
para entender cómo se hace
el pan de cada día,
para saborear el amargo café.

La piedra angular
habita en la cúspide de tu ombligo
y cuando ríes se ensancha
sobre los edificios desahuciados.
Se abren de par en par los balcones,
como en los días de fiesta.
Sin embargo,
las ofensas son rejas con dientes de sierra
que se afilan en tu vientre.

Hoy, mujer, luces la guirlanda de flores
y es la vida quien te abraza
y te salpica la espuma de agua
y descansas sobre el musgo
y amasas el pan con levadura madre
y aspiras del café el aroma.

Mujer, sé que no es bastante,
y lo siento en esta madrugada que arde.
Y que no soy nadie,
pero aun así
te amo.

Dolors Fernández Guerrero

El don de la embriaguez en Li Po

El poeta Li Po o Li Tai Po nació en China en 701. Fue, junto a Tu Fu, uno de los poetas clásicos chinos más importantes. Cultivó la lírica, con especial apego a los temas paisajísticos y populares, siempre alabando los placeres de la vida. Su lenguaje poético supuso una renovación de los esquemas tradicionales al recurrir a la sencillez formal y a la intensidad de la expresión.
Preocupado por la situación del pueblo en la China feudal, su poesía, sin embargo, ensalza la belleza y propugna un mensaje hedonista, muy en línea con el carpe diem de la literatura occidental. Muchos de sus poemas representan un elogio vehemente hacia la bebida y sus resultados más inmediatos, la embriaguez.
Llegó a ser poeta de la corte imperial del emperador Song Zhong y disfrutó de su favor hasta que voluntariamente decidió abandonar su puesto de poeta real por desacuerdos en  política.
En el poema que  presento hoy en “Versos de viernes” se realiza una alabanza encendida a la ebriedad, situación en la que al parecer él mismo se encontraba con frecuencia. La belleza lírica del pasaje descrito y la fuerza de las imágenes son, indudablemente, únicas. Una manera diferente de enfocar el tema, pero no por eso menos bella.

¿Qué os parecen estos versos de viernes?

VERSOS DE VIERNES Y FELIZ FIN DE SEMANA

Sigue leyendo El don de la embriaguez en Li Po

Yeats, mítico y soñador

 

La poesía de William Butler Yeats (1865-1939) rinde homenaje al amor, a un tiempo pasado, épico y mítico, teñido de melancolía. También describe con un regusto nostálgico gestas y leyendas celtas,  de acuerdo con sus reivindicaciones  nacionalistas.
El gran poeta emplea una simbología propia,  procedente de las tradiciones literarias occidental y celta con la finalidad de abordar temas como la belleza, el paso del tiempo, los deseos y aspiraciones no cumplidos, inscritos en paisajes de calma y ensoñación.
El lenguaje de Yeats es refinado y nos transporta a mundos de irrealidad, confiriendo al poema un halo de inconcreción y misterio sumamente atrayentes.

¿Qué os parecen estos versos de viernes?

VERSOS DE VIERNES Y FELIZ FIN DE SEMANA

Sigue leyendo Yeats, mítico y soñador