Archivos de la categoría En la cuerda floja

“Quartett”, si algo no puedes superarlo, destrózalo

Si lo que oyes chirría, de modo que música y voz parecen seguir partituras distintas, todo conforme a los paradigmas de la “música atonal” -por llamarlo de alguna manera-; si la obscenidad sustituye el hilo argumental y la profundidad psicológica, y lo único que pretende es escandalizar, pero en realidad lo que consigue es confundir y asquear; entonces sí, has asistido al espectáculo Quarttet; en el Gran Teatro del Liceo de Barcelona. Sigue leyendo “Quartett”, si algo no puedes superarlo, destrózalo

En busca del fuego

En busca del fuegoEl origen de las cerillas se remonta al viejo deseo del hombre de hacer fuego. Esa capacidad ha preocupado desde antaño al ser humano, ya que de él dependía para calentarse, cocinar los alimentos, alumbrarse en la oscuridad, elaborar utensilios -como las vasijas de arcilla, por ejemplo- y ahuyentar a las fieras.
Así pues, ya desde la Prehistoria, el hombre tenía dos opciones: o dejaba el fuego ardiendo a perpetuidad o averiguaba la manera de encenderlo.
La obtención del preciado fuego, por tanto, requirió de aplicación por parte del hombre primitivo. La fricción de dos cuerpos sólidos que pudieran encender la milagrosa chispa se consiguió a partir de la madera, la piedra, la correa con la piedra o el pedernal con el eslabón.
Pero ninguno de estos procedimientos se mostraba suficientemente eficaz. El hombre avanzaba a lo largo de la historia y aspiraba a más. Y como ha ocurrido otras veces, accidentalmente, un alquimista laborioso llegó al descubrimiento del fósforo.
Eso sí que fue todo un hallazgo.
Sigue leyendo En busca del fuego

Ciencia y fascinación por la alquimia

alquimiaqA lo largo de la historia la lista de científicos cautivados por la alquimia es sorprendentemente extensa. Mayor aún es la nómina de embaucadores y estafadores que, valiéndose del pretexto de poseer el secreto de la piedra filosofal, obtuvieron grandes ganancias de nobles, señores e incluso monarcas.
Muchos de ellos pusieron sus vidas en peligro y acabaron sus días en las hogueras de la inmisericorde Inquisición. Otros, tan poco afortunados como los primeros, eran torturados e incluso ahorcados por sus benefactores, furiosos tras una espera inútil que no les había reportado ni un gramo del oro prometido.
Pero no solo la transmutación de cualquier material en oro era el objetivo de la piedra filosofal. En un grado aún mayor de abstracción y espiritualidad, el sueño de la inmortalidad guiaba al alquimista en sus pesquisas y elucubraciones. Aunque esto último siguiera un camino aún más abstruso que la obtención del preciado oro. Solo unos pocos privilegiados podían aspirar a la piedra filosofal y a los bienes ilimitados que de ella se derivarían. Sigue leyendo Ciencia y fascinación por la alquimia

Saramago, caminando entre Jesucristo y Caín

SaramagoLa codificación del bien y la acción punitiva contra el mal son la base y la razón de ser de cualquier libro sagrado. En función de unos principios morales y de un credo determinados se identifican, definen y delimitan los actos que merecen premio o castigo.
Tanto los Diez Mandamientos de la Biblia, la ley del Corán o la Torah judía, por poner ejemplos que pueden resultar más próximos a la cultura occidental, poseen este carácter normativo y sagrado, ya que son pautas de conducta que emanan directamente de Dios para regular y ordenar la vida de los hombres. El respeto de estos dictados trae aparejada la vida venturosa y eterna más allá de la muerte.
Como libros sagrados que son, se consideran infalibles e incuestionables, so pena de incurrir en blasfemia o, peor aún, en herejía.
Qué indujo al escritor José Saramago a dar una versión tan particular e irreverente de la Biblia en repetidas ocasiones es la clave para entender su obra.

Sigue leyendo Saramago, caminando entre Jesucristo y Caín

El contubernio judeo-masónico-comunista en “El cementerio de Praga”

contubernioEl caudillo de España, Francisco Franco, empeñado personalmente en la causa antimasónica, emprendió la persecución de masones, comunistas y de personas afines a algún grupo “clandestino”.  En esto consistió la lucha franquista contra el contubernio judeo-masónico-comunista.

Se inauguraba un período de oscuridad para los hermanos masones, ya que la convulsa Europa de la primera mitad del siglo XX los persiguió sin descanso.

Del mismo modo, a los judíos se les señalaba como culpables de todos los desórdenes sociales y se les tildaba de peligrosos para el statu quo de las naciones europeas.

Ante este panorama sociopolítico Franco no fue una excepción, sino que, por el contrario, con sus represalias se hacía eco de una tendencia antimasónica y antisemita que se remontaría a dos siglos atrás. Sigue leyendo El contubernio judeo-masónico-comunista en “El cementerio de Praga”