Archivos de la categoría 22. En paradero desconocido

Halogramas: “En paradero desconocido”

22. En paradero desconocido

asombroEra el momento álgido del Augustus. Había bastante gente, la suficiente como para llegar a creer que valía la pena estar allí. No hacerlo sería imperdonable. Sin embargo, no era tanta como para ir tropezándose a cada paso o tener que esquivar cuerpos –todavía− indeseables.
Al Barouk se había citado con Glen, su amiga de talante risueño y desenvuelto. Glen le había dicho que llegaría antes del espectáculo de las 11, pero la performance ya había comenzado y aún no la había visto. A saber en qué rincón se habría escondido o a la sombra de qué tipo alto y atlético estaría camuflada. Conociéndola… Su pequeña estatura y su cara de muñeca de porcelana la hacían valedora de numerosos éxitos entre el género masculino, y ella no tenía empacho en explicárselo entre carcajadas.  Sigue leyendo Halogramas: “En paradero desconocido”