Archivos de la categoría 5. La pesadilla

Halogramas: “La pesadilla”

5. La pesadilla

CalaveraHacía tiempo que le daba vueltas a aquella idea. A veces su conciencia, en estado de alerta, veía la necesidad de establecer un protocolo. Como buen líder que era, como Patriarca absoluto de la Nave, no debía dejar a sus súbditos desprotegidos bajo ningún concepto. Era su obligación. Cierto que la normativa existente en aquel complejo ecosistema contemplaba un sinfín de contingencias técnicas y de todo tipo. El corpus legal, extenso y prolijo, cubría prácticamente cualquier eventualidad. Solo había un tema, uno de la máxima relevancia, que no estaba incluido y que, por lo mismo,  creaba un extraño vacío en aquel entramado de deberes y obligaciones. Sin embargo, nadie en la Nave parecía haberlo advertido. O eso prefería creer Él, con ingenuidad.
Sería por esa razón por lo que a su inconsciente se asomaba a veces con irreverencia algún demonio particular que le hacía dudar sobre el significado de aquel silencio. Porque sabía perfectamente que la ausencia de noticias no era siempre sinónimo de acuerdo, de conformidad, sino una cortina de humo tras la cual podía esconderse algo amenazador. Que se estuviera gestando el espíritu de la secesión a sus espaldas entraba dentro de lo posible. No era tan improbable que un rival en la sombra se fortaleciera cada día más dentro de la organización. Y todo ello calladamente. Él podía seguir imperturbable, confiado en su rosa de los vientos, infiriendo por la carencia de señales que la Nave fluía en calma. No obstante, podía tratarse de una falsa placidez. No había que confiarse. Las escenas bucólicas solo servían para la galería. El cometido  de un buen líder era perderse entre las bambalinas, conocer todo el atrezo y manejarse con la agilidad de un buen tramoyista. Sigue leyendo Halogramas: “La pesadilla”