“Apología de las sombras”, el poemario agitador e irreverente de Silvia Rins

Apología de las sombras, de Silvia Rins, nos ofrece un panorama poético estimulante, divergente, incluso inquietante, apto para aquel lector con ansias de versos profundos que diseccionen las verdades de nuestro tiempo. Con un estilo personalísimo, Silvia nos ofrece poemas delicados y sutiles o  incisivos o irónicos por momentos. Porque Apología de las sombras es un libro contemporáneo y valiente, que tiende puentes hacia un pasado helenístico del que la  autora bebe, así como buena parte de nuestra cultura occidental.
Amor, sexo, desmitificados pero míticos; inseparables; entre la ironía y el tributo a su propio designio. Y sobre este tema de ahora, de siempre, transgresión, incorrección moral, ironía, atrevimiento, como si todo fuera la proyección de alguien que desde su cueva (conexión muy clara con el mito de la caverna de Platón), intentara averiguar qué pasa fuera, y así saber de qué va esta historia que es la vida. Un lenguaje preciso, que incluye terminología científica cuando lo cree necesario, para buscar la palabra justa, aunque no sea la más poética desde la perspectiva  tradicional/sentimental/pseudorromántica.

Apología de las sombras muestra un mundo oscuro, turbio, con eclosiones de luz fosforescente, pero fuera de la gama del rosa. No es su tonalidad. El mensaje que a mí me llega es que no podemos olvidar que el cuerpo y sus imperativos importan; que el alma existe en algún lugar que no es posible ubicar;  que la relatividad de todas las cosas –más allá de esta certeza- nos hace extremadamente difícil aprehenderlas y mucho menos juzgarlas. Una de las pocas realidades que nos arraigan con nuestro propio ser es el deseo, gloria y maldición del hombre y de la mujer por igual, y que tanto puede alzarnos  del suelo como hundirnos irremediablemente.

En mi opinión Apología de las sombras es un poemario muy bello, sin concesiones ni tabúes, lleno de palabras e  imágenes potentes. Destaca por encima de todo su carácter innovador, así como su actualidad temática y su lenguaje, a través del cual se inserta en nuestro mundo y en nuestro tiempo. Es, en definitiva, un agitador de conciencias, incluso del subconsciente dormido que todos preferimos ignorar.

Como en los mitos griegos –trasfondo del poemario-, algunos de sus poemas son terribles, cual oráculos del siglo XXI. En este punto de inflexión entre presente y  pasado radica para mí una buena parte de su belleza y de su mérito.

  • Rins, Silvia. Apología de las sombras. Editorial Devenir, 2016